Maderas de Puerto Rico

 

Mataratón- Gliricidia sepium (Fabaceae)

 

El mataratón, prendedor o árbol de San José, es un árbol caducifolio pequeño o mediano, de hasta 45 pies de altura, con tronco de 2 pies de diámetro. Se caracteriza por su copa redondeada; su tronco corto, a menudo torcido; su corteza crema o pardo-grisácea, agrietada, separándose en lascas; sus hojas de 1 pie de largo, compuestas por hasta 17 hojuelas ovaladas o alargadas, cada una de hasta 2.5 pulgadas de largo; sus racimos laterales de abundantes flores rosadas, sin aroma pero visitadas por las abejas; y sus vainas de hasta 6 pulgadas de largo, pardo-negruzcas cuando maduran. En el noroeste de la Isla florece en el invierno y las frutas maduran en la primavera. Las vainas secas abren súbitamente, expulsando hasta diez semillas a muchos pies de distancia.


El árbol es nativo de México y Centroamérica. Se ha introducido al norte de Sudamérica, las Antillas, la Florida, África, Asia y Australia. Se le llama mataratón porque en Centroamérica las hojas, la corteza y las vainas se mezclan con maíz para envenenar a los roedores. Se le llama prendedor porque retoña fácilmente de esquejes y estacas sembradas directamente en el suelo. Su viejo nombre español, madre de cacao, se debe a la costumbre maya de usarlo como sombra para ese cultivo. Es muy común en Puerto Rico, especialmente a lo largo de caminos y carreteras, donde se siembra como poste para verjas de alambre. También se siembra para ornato. Crece desde la costa hasta las montañas altas, sobre una amplia diversidad de suelos, desde fértiles hasta muy degradados.


La albura es pálida y se distingue fácilmente del duramen, que recién cortado es amarillento, adquiriendo con el tiempo un elegante color pardo-dorado como el de la teca. La madera es de peso y lustre mediano, seca bien al aire, tiene anillos de crecimiento conspicuos, y no produce un olor característico al cortarse. Se usa muy poco aunque es atractiva y el árbol es común. Merece explorarse para la producción de objetos torneados y artesanías diversas. En otros lugares se usa para muebles, mangos de herramientas, construcción, traviesas de ferrocarril, leña y carbón.