Maderas de Puerto Rico

 

Producción de madera

 

Hasta mediados del siglo 20 la madera del país se aserraba manualmente en el bosque. El tronco se colocaba sobre soportes de madera y se empleaba un serrucho largo operado por dos hombres, uno parado sobre el tronco y el otro ubicado debajo. El hombre de arriba guiaba el corte a lo largo de una línea marcada con polvo de carbón, mientras que ambos subían y bajaban el serrucho hasta convertir el tronco en tablones. El proceso era bastante rápido si se empleaba un serrucho amolado; mucho más trabajoso era sacar la madera del monte, lo que se hacía al hombro o con la ayuda de bueyes. A partir de la década de 1940, la producción manual comenzó a ser sustituida por los aserraderos de disco. El corte manual persistió en el área de Moca y San Sebastián hasta comienzos de la década de 1960. Actualmente se usan más los aserraderos de banda porque sus hojas finas consumen menos madera.


El primer paso para aserrar un tronco es cortarle un primer lado plano. Luego el tronco se rota 90 o 180 grados y se corta un segundo lado plano. Ahora el tronco se rota 90 grados para producir un tercer lado plano y se repite lo mismo una vez más para cuadrar la pieza. Entonces se procede a extraer las tablas o tablones según la necesidad del aserradero o las especificaciones del cliente; por ejemplo, para construir cuatros se producen tablones de aproximadamente 4 pies de largo, 1 pie de ancho y 3.75 pulgadas de espesor. Para tiples, las dimensiones son 2 pies de largo, 6.75 pulgadas de ancho y 2.5 pulgadas de espesor.


Para reducir los desperfectos que suceden debido a la pérdida de agua durante el secado, la madera debe apilarse en un lugar protegido del sol, la lluvia y el viento fuerte. Las tablas se separan con listones para que circule el aire y la madera seque uniformemente. El secado dura semanas o meses, dependiendo de la densidad de la madera y del grosor de las piezas, entre otros factores. Desafortunadamente, pocos aserraderos se toman el tiempo y el trabajo necesario para secar la madera cuidadosamente, lo que produce muchos desperfectos y pérdida de madera útil. La unidad de medida para la venta de madera es el pie o pie tablar (board foot). Esta unidad equivale a una pieza de un pie de largo, un pie de ancho y una pulgada de espesor. Algunos aserraderos usan los términos pie cuadrado y pie cúbico, aunque el primero es una medida de área y el segundo implica un grosor de doce pulgadas en vez de una pulgada. El guayacán generalmente se vende por peso (libras). Los siguientes aserraderos estaban activos en mayo de 2007.


  1. Bayaney, carretera 129, kilómetro 11.8, Hatillo (787-898-5231).

  2. Víctor Delgado, carretera 129, kilómetro 7.5, Lares (787-897- 4864.

  3. El Limón, carretera 151, cerca de la intersección con la carretera 559, Villalba (787-384-6855).

  4. Fernando Otero, carretera 632, kilómetro 2.0, Ciales (787-871-1658).

  5. Luis Hidalgo, carretera 456, Barrio Puerto, Camuy (787-420- 6502).

  6. Rafael Jiménez, carretera 113, kilómetro 13.9, Quebradillas (787-614-6721).

  7. Román, carretera 125, kilómetro 10.2, Moca (787-818-2134).

  8. Toño Rivera, carretera 155, kilómetro 41.0, Morovis (787-862- 0438).

  9. Vicente Valentín, carretera 670, kilómetro 5.5, Vega Baja (787- 858-0099).

  10. Alvarado, carretera 155, kilómetro 17.5, Orocovis (787-215-5139).

  11. Ruiz, carretera 124, kilómetro 13.4, Las Marías (787-827-2465).

  12. Villalobos, carretera 146 kilómetro 21.0, Ciales (787-871-2419).

  13. Zayas, Carretera 809, Barrio Cedro Arriba, Sector Feijoo, Naranjito (787-869-5154).

  14. Orocobix, carretera 157, kilómetro 22.2, Orocovis (787- 867-6856).

  15. Tropic Ventures, carretera 184, kilómetro 15.9, Patillas (787- 839-7318).