Maderas de Puerto Rico

 

Samán- Samanea saman (Fabaceae)

 

El samán o dormilón es un árbol siempre verde mediano o grande, generalmente de hasta 65 pies de altura, con tronco de 4 pies de diámetro, pero puede crecer mucho más. En Trinidad hay un árbol que mide más de 150 pies de altura, 190 pies de ancho en la copa y 8 pies de diámetro en el tronco. La casa de la película Swiss Family Robinson se construyó sobre un samán, y se dice que Simón Bolívar acampó su ejército bajo uno de estos árboles cerca de Maracay, Venezuela. Los árboles que crecen a campo abierto desarrollan un tronco corto y una copa baja en forma de sombrilla, mientras que los que crecen cerca de otros árboles producen un tronco más largo y una copa alta y extendida. El árbol se caracteriza por su copa ancha, con las ramas superiores casi horizontales; su corteza gris acanalada; sus hojas doblemente compuestas, con hojuelas lustrosas en forma de diamante, que cierran al atardecer y cuando está muy nublado (de aquí el nombre  de dormilón); sus atractivas flores rosadas, semicirculares, de aproximadamente 2.5 pulgadas de diámetro; y sus vainas de hasta 8 pulgadas de largo, negras cuando maduran. Florece de la primavera al otoño y fructifica del otoño a la próxima primavera, coincidiendo el inicio de la floración con el inicio de la caída de las frutas. Las frutas caen intactas y contienen hasta 20 semillas rodeadas de una pulpa pegajosa con sabor a pasas.


El samán es nativo de Centroamérica y del norte de Sudamérica. Ha sido introducido a la Florida y a los trópicos alrededor del mundo. Se trajo a Puerto Rico durante el siglo 16 y se ha sembrado en fincas, carreteras, parques y recintos universitarios. El ganado descansa bajo su copa, consume las frutas y dispersa las semillas, que también son dispersadas por caballos, cerdos, ratas y aves. Crece bien en lugares húmedos o secos, en suelos diversos con buen drenaje, y desde el nivel del mar hasta las montañas.


La albura es amarillenta y el duramen es pardo con vetas oscuras. La madera es liviana y fácil de trabajar. La fibra es recta o irregular, con poros grandes y lustre mediano. Su textura varía de gruesa a mediana y no produce olor característico al cortarse. Seca lentamente y durante el proceso sufre bastante degradación, especialmente arco y curva. Se usa ocasionalmente para instrumentos de cuerda y artesanías. Las semillas se usan para collares y pulseras. En Centroamérica y Hawái es una de las maderas favoritas para ebanistería, tallas, paneles decorativos y carpintería. Como se contrae muy poco durante el secado, a menudo se emplea recién cortada y se deja que seque luego. Los platos y tazones tradicionales de Hawái son hechos de esta madera.