Maderas de Puerto Rico

 

Tortugo amarillo- Sideroxylon foetidissimum (Sapotaceae)

 

El tortugo amarillo es un árbol siempre verde mediano, de hasta 80 pies de altura, con tronco de 3 pies de diámetro. Se caracteriza por su copa densa, irregular, de color verde oscuro; su corteza grisácea que se separa en placas en los árboles grandes; sus hojas ovaladas, con tallo largo, el margen ondulado y la vena central amarilla; sus numerosas flores amarillas, de aproximadamente tres octavos de pulgada de diámetro, insertadas alrededor de los tallos; y sus frutas anaranjadas, de tres cuartos de pulgada de largo, con una semilla de color pardo. En Aguadilla florece durante la primavera y las frutas maduran durante el otoño. Las frutas son consumidas por aves que dispersan las semillas. Las ratas se llevan las semillas, supuestamente para consumirlas. Las hojas son atacadas por el insecto Ceropsylla sideroxyli (Psyllidae), desarrollando manchas blancas y verrugas características. El nombre foetidissimum significa apestosísimo, en referencia al intenso olor de las flores.


El árbol es nativo de la Florida, las Antillas, México, Belice y Guatemala. Crece en áreas costeras del norte y el sur de la isla, y en los mogotes del norte. Fue común en nuestros bosques originales pero hoy escasea porque se usó mucho para ebanistería, construcción, vigas, postes y traviesas de ferrocarril.


La albura es de color amarillo pálido y el duramen es amarillo-anaranjado. La madera es pesada, de fibra recta, textura fina y buen lustre. No despide un olor característico al cortarse y tiene anillos de crecimiento conspicuos. Es ideal para artículos torneados, detalles de instrumentos de cuerda y artesanías. En otros lugares se ha usado para muebles, botes, construcción y postes.