Maderas de Puerto Rico

 

Uva de playa- Coccoloba uvifera (Polygonaceae)

 

En lugares apartados de la playa y protegidos del viento fuerte, la uva de playa o uvero puede desarrollarse como un árbol mediano, de 45 o más pies de alto, con copa redondeada y tronco erecto de hasta 3 pies de diámetro. En las inmediaciones de las playas y en las costas rocosas crece a menudo como un arbusto ramificado, con troncos torcidos, inclinados, a veces postrados. Se caracteriza por su tronco pardo-grisáceo, liso y veteado, parecido al del guayacán; sus hojas gruesas, tiesas, redondeadas, más anchas que largas, a menudo con las venas principales rojizas, las hojas nuevas de color bronce y las viejas rojas; sus flores pequeñitas, blancas, fragantes, agrupadas en inflorescencias de hasta 1 pie de largo; y sus ramilletes de frutas comestibles pero astringentes, cada una de hasta tres cuartos de pulgada de diámetro, con una semilla grande. En otros lugares la fruta se usa para mermelada y vino. La uva de playa es dioica. Florece y fructifica durante todo el año. Las aves silvestres (y probablemente también las iguanas) consumen las frutas y dispersan las semillas. Las frutas también se dispersan con la escorrentía y seguramente con las corrientes marinas.


El árbol es nativo de las costas del sur de la Florida, Centroamérica, las Antillas Menores, Colombia y Ecuador. Se ha naturalizado en la costa del Pacífico desde México hasta Perú. Ha sido introducido a Hawái y a varios países del sureste de Asia y del Pacífico. Tolera la salinidad, las sequías prolongadas y el sol intenso; las plántulas requieren luz abundante para crecer. Se siembra para ornato y como rompe vientos alrededor de casas y apartamentos de playa.


La albura es pardo-rosácea y no se distingue fácilmente del duramen, que es más oscuro. La madera es dura, pesada, de lustre bajo o mediano y pule bien. No produce olor característico al cortarse y los anillos de crecimiento no son evidentes. Se usa muy poco aunque es atractiva y el árbol es muy común. Se ha empleado para artículos torneados e instrumentos de cuerda, y debe ser adecuada para tallas. En el pasado se usó para ebanistería, postes, leña y carbón. En otros lugares se ha usado para ebanistería.