Papo Vives
 

Se equivocan los que piensan que la gente aprende principalmente en el salón de clases. Todo lo contrario, las personas aprenden mayormente por esfuerzo propio fuera del aula tradicional. El mejor ejemplo que conozco es Miguel A. Vives Heyliger, mejor conocido como Papo Vives. Durante las tres décadas que laboró como maestro, Papo se dedicó a explorar nuestra Isla y a aprender por cuenta propia sobre su historia natural, particularmente sobre las plantas. Con el pasar de los años se ha convertido en uno de los máximos conocedores de nuestra flora, hasta el punto que cuando los más destacados botánicos no pueden identificar una planta, la contestación es casi siempre “pregúntele a Papo Vives”. En el 99 por ciento de los casos Papo conoce la planta y, si no la conoce, no duerme hasta dar con su identidad. Me honra ser su amigo.