Árbol de violeta
 

En la historia anterior vimos la flor del matabuey, una de las flores más hermosas producidas por nuestros árboles autóctonos. Hoy vemos a su competencia principal, la flor del árbol de violeta (Polygala cowelli). Las dos historias se parecen porque al igual que el matabuey, el árbol de violeta se considera en peligro de extinción, pero de la misma forma ha sido propagado y sembrado tanto que hoy es difícil que desaparezca. Este árbol prefiere vivir en áreas relativamente secas, donde florece errática pero espectacularmente. Por lo general, durante el invierno (la ápoca seca del año) deja caer todas sus hojas y se llena completamente de flores en un espectáculo inolvidable para todos los que han tenido la oportunidad de disfrutarlo.