El faro de Punta Borinquen
 

En el año 1889 se inauguró orgullosamente el Faro de Punta Borinquen, ubicado casi en la misma punta noroeste de Puerto Rico. El faro cumplió a cabalidad su misión de guiar los barcos que navegaban estas aguas hasta que el terremoto del 1918 averió sus paredes y lo dejó casi inservible. Hoy del faro solo quedan restos de dos paredes, el piso y la base de la torre que con su luz perforaba las negras noches de Aguadilla.