Flores sin fruto
 

Ocasionalmente dos especies se cruzan y producen un híbrido que nace, crece y vive normalmente, pero no puede reproducirse. El ejemplo más conocido es la mula, producto del cruce entre una yegua y un burro. La flor que ves arriba, conocida como mariposa híbrida, es producto del cruce entre Bauhinia purpurea y Bauhinia variegata. Estudios han determinado que el cruce ha sucedido naturalmente una sola vez, antes del 1880, cuando la planta fue descubierta por el gobernador de Hong Kong en el jardín de una casa en ruinas. Todas las plantas sembradas para ornato alrededor del mundo son clones producidos mediante esquejes e injertos de aquella única planta encontrada hace casi 130 años tan lejos de aquí. Las plantas florecen constantemente pero sin esperanza alguna de producir frutas ni semillas.