La “fruta” de la caobilla
 

Las plantas se dividen en dos grandes grupos: las gimnospermas (plantas con semillas expuestas) y las angiospermas (plantas con semillas ocultas dentro de una fruta). En el segundo grupo, la pulpa dulce que rodea la semilla sirve para atraer a los animales, que se comen la fruta y luego dispersan la semilla. La caobilla (Podocarpus coriaceus) es la única gimnosperma arbórea nativa de Puerto Rico. Aunque su semilla expuesta no ofrece aliciente alguno para la dispersión, los miembros de este género han evolucionado un arilo o base carnosa, jugosa y dulce, que adquiere un atractivo color rojo cuando madura. Las aves son atraídas por el arilo y se lo comen junto con la semilla, que más tarde es depositada con las heces fecales en otro lugar. Aunque la caobilla técnicamente no tiene frutas, funcionalmente sí las tiene, y son deliciosas.