Fuerte de la Concepción
 
 

Cerca del antiguo cementerio de Aguadilla están los remanentes del Fuerte de la Concepción. Este fuerte fue tomando forma durante el último tercio del siglo 18 debido a la necesidad de defender a Aguadilla de los ataques de ingleses, piratas y otros aventureros empeñados en apropiarse de los haberes de la población. Para 1830, cuando el complejo defensivo comienza a conocerse como Fuerte de la Concepción, las defensas incluían una batería de cañones, al menos dos edificios, un foso y un destacamento de artillería encabezado por un Comandante. Para 1887, cuando fue remodelado, el fuerte contaba con once cañones, cuarteles para soldados, oficinas, hospital militar, polvorín y foso. Fue el fuerte más grande e importante en la isla, sin contar la capital. En el 1898, el fuerte se convirtió en un cuertel militar estadounidense y años más tarde en una escuela. El terremoto de 1918 sólo dejó en pie lo poco que vemos hoy. En el antiguo cementerio de Aguadilla se encuentra la tumba del Comandante Ramón Méndez del Villar. Esculpido en su tarja de mármol está el escudo de armas de su Fuerte de la Concepción.