La hiedra y la pared
 

Jamás la hiedra y la pared podrían apretarse más, igual tus ojos de mis sueños no pueden separarse jamas... así reza en parte la letra del lindo bolero titulado La Hiedra. De muchacho siempre sentí curiosidad por esta planta que se adhiere con tanta fuerza a las paredes de casas y edificios, dándoles un aura de misterio. Cuál no fue mi sorpresa al aprender hace poco que la hiedra es una especie de Ficus (Ficus pumila) y que produce higos (no comestibles), como el que ves arriba, fotografiado en una casa en Mayagüez. Nativa de la China, Japón y Vietnam, la hiedra se cultiva mundialmente por su atractivo follaje y por su costumbre de adherirse a la superficie con la fuerza del enamorado.