El mundo de la hojarasca
 

Hojas muertas, materia sin utilidad y sin vida, basura sin valor para recogerse y quemarse. Eso piensan muchos de la hojarasca y qué equivocados están. Debajo de estas moradas hojas de ausubo hay una compleja red alimenticia compuesta por bacterias, protozoos, hongos, lombrices, ácaros, colémbolos, ciempiés, gongolones, escarabajos, hormigas, proturos, sinfílidos, tisanuros, caracoles, lapas, pseudoescorpiones, guabás, escorpiones, dipluros, trípidos, estafilínidos, coquíes, lagartijos, serpientes, nematodos, isópodos, salamanquesas, tijerillas, arañas, esporas, cucarachas, termitas, grillos, avispas... ¡hojas vivas!