Nueva deforestación
 

Para mediados del siglo 20 casi todo Puerto Rico había sido deforestado, estimándose que sólo quedaban algunos parches de bosque virgen en los lugares más remotos de El Yunque y la Cordillera Central. El causante principal de la gran deforestación fue el desmonte para la agricultura, particularmente el cultivo de caña de azúcar, café, tabaco y frutos menores, junto con el uso de madera para construcción y leña. La industralización de Puerto Rico a partir de la década de 1950 causó la caída dramática de la agricultura y un aumento sustancial del área de bosque secundario. Aunque la agricultura como gran empresa permanece estancada, la situación económica ha dado origen a un nuevo ciclo de deforestación, según los dueños de fincas siembran plátanos, guineos, habichuelas y otros cultivos para aumentar sus ingresos. Esta fotografía, tomada en Morovis, es ejemplo de la nueva deforestación. Coquíes, pajaros, culebras y árboles... sálvese el que pueda.