Un nuevo techo español
 
 

La historia anterior fue sobre un techo español que claramente muestra los estragos causados por el paso del tiempo y el abandono. Para neutralizar un poco aquel tono negativo, presento ahora un nuevo techo español recién instalado en un edificio remodelado del Viejo San Juan. Las vigas y las alfajías no son de ausubo ni úcar, sino de una resistente madera brasilera, y los ladrillos no fueron hechos en Puerto Rico, sino en la República Dominicana. El techo no está formado por varias capas de ladrillos, sino por una sola, seguida por una capa liviana de cemento. Pero el parecido y el efecto es similar. Ambos nos hablan de épocas pasadas y de tiempos diferentes que jamás volverán.