El pez es gratis
 

Cuatro humildes pescadores se dirigen temprano por la mañana hacia el mar abierto. En búsqueda de unos cuantos peces. Mientras yo trabajo cómodamente en una oficina con aire acondicionado, estos ciudadanos arriesgan sus vidas para capturar su sustento mar adentro, lejos de sus casas. Admiro a estas personas, para mí lo que venden nunca será caro. El pez siempre será gratis, lo que cuesta es su captura.