Porta Coeli
 

Hay un puñado de edificios que nos identifican inmediatamente como país, sin un título, sin una descripción, sin una palabra. El Castillo San Felipe del Morro es uno y Porta Coeli es ciertamente otro. Esta simple pero bella estructura, construida durante la primera década del siglo 17, fue originalmente la capilla del Convento de Santo Domingo, del cual sólo queda un pedazo de pared a la izquierda de la capilla. Porta Coeli es hoy un museo de arte religioso adscrito al Instituto de Cultura. Las vigas de ausubo que sostienen el techo tienen más de 400 años y están en perfectas condiciones, en sus superficies se aprecian las huellas de las herramientas rústicas empleadas por los carpinteros de esa época. El techo, restaurado con tablas de palma, es tan digno de admiración como los tesoros históricos que alberga el edificio. Vale aclarar que Porta Coeli nunca ha sido la iglesia principal de San Germán. Ese edificio, también centenario, es la sede de la Parroquia San Germán de Auxerre y está frente a otra plaza, a pocos pasos de la capilla.