El puente Padre iñigo
 
 

En la salida de Coamo hacia Aibonito se encuentra el puente Padre Iñígo o puente de Palmarejo, uno de muchos puentes de hierro instalados en tiempos de España. Todos estos puentes se diseñaron aquí pero se construyeron en Europa (usualmente en Bélgica), desde donde llegaban por barco. Las piezas de transportaban en carretas de bueyes hasta el lugar y allí se ensamblaban bajo el ojo supervisor del ingeniero que los diseñó, en este caso Raimundo Camprubí, padre de la escritora y feminista española Zenobia Camprubí, a su vez esposa de Juan Ramón Jiménez. El puente Padre Iñigo, que toma su nombre del historiador Fray Iñigo Abadd y Lasierra, se inauguró en 1879. Debido a su longitud, es apoyado en el centro por una impresionante pilastra o columna de piedra que descansa en el lecho del Río Coamo y que 130 años después se mantiene en perfectas condiciones. Por ser muy estrecho para dos carriles de automóviles, el puente se sustituyó por uno moderno de concreto, pero allí permanece... pintado, remozado, en espera de que alguien lo cruce y lo recuerde.