El pulpo de Guajataca
 
 

Ocasionalmente, algunas plantas asumen formas que nos recuerdan a ciertos animales. Este el caso de un árbol de corcho bobo (Pisonia albida) que crece a lo largo de una de las veredas del merendero de Guajataca, un lugar muy bonito y rico en especies típicas del área caliza del norte. El corcho bobo, nativo de la Española y Puerto Rico, crece mayormente en áreas secas y se dispersa mediante pequeñas frutas pegajosas que se adhieren a animales que las llevan lejos del área. El corcho bobo es una de muchas especies de plantas y animales que no tienen un uso práctico o valioso para el ser humano. Simplemente es parte de la biota silvestre que evolucionó en esta isla y que comparte el medio ambiente con nosotros. Ha sobrevivido nuestro impacto sobre el ecosistema y quizás, por esta razón nada más, merece conservarse.