Un tigre en el momento apropiado
 

Los animales del zoológico no tienen mucho espacio para recorrer y explorar, por lo que pasan una buena parte del tiempo como algunos presos, viviendo de día en día y descansando del aburrimiento. El mejor momento para fotografiar los felinos es temprano por la mañana, cuando saben que se acerca la hora de comer y están alertas. Por supuesto, también hay que tener una cámara con un buen zoom, apuntar pacientemente y tener la suerte de que el tigre pause y te mire a los ojos. Entonces, click, ni antes ni después, sino en el momento apropiado.