Guavate
 

El Viejo San Juan es uno de mis lugares favoritos. Una caminata a lo largo de la muralla norte, desde el Fuerte San Cristóbal hasta el Cuartel de Ballajá, es una experiencia inolvidable, especialmente si el recorrido es lento y se hace temprano, antes de que despierte la ciudad y tengas que regresar al presente. Dice la leyenda que en una de sus garitas desapareció una noche un soldado español, quedando atrás sólo su ropa y sus armas. Los supersticiosos dijeron que se lo llevó el diablo, los demás dijeron que se lo llevó una guapa mestiza de la cual vivía enamorado.